EL VOTO CATÓLICO Y EL DILEMA DEL VOTO POR UN SOLO TEMA

Square

Algunos medios católicos han planteado que votar por un candidato que apoye el aborto no es permitido para un practicante. Eso no es cierto.

Cada católico está en libertad de votar por su candidato preferido a cualquier nivel. Si un candidato apoya el aborto y un católico vota por él porque apoya el aborto, eso es intrínsecamente perverso. Pero igual lo es si otro católico vota por un candidato porque este separa hijos de sus padres, o porque este odia a grupos humanos, o porque ese candidato apoya la pena de muerte, o la eutanasia. El dilema se resuelve cuando el discernimiento nos dice que un candidato, en general, presenta políticas más favorables para la comunidad que otro, aunque apoye el aborto, la pena de muerte, o la eutanasia. Ningún candidato es perfecto. Aquí ofrecemos opiniones de voceros muy autorizados sobre el tema llamado en Inglés "single issue voting".

Pope Francis: (Gaudete et Exsultate, 101, 102)

"Some Catholics consider it a secondary issue compared to the “grave” bioethical questions. That a politician looking for votes might say such a thing is understandable, but not a Christian"

"Our defense of the innocent unborn, for example, needs to be clear, firm and passionate, for at stake is the dignity of a human life, which is always sacred and demands love for each person, regardless of his or her stage of development. Equally sacred, however, are the lives of the poor, those already born, the destitute, the abandoned and the underprivileged, the vulnerable infirm and elderly exposed to covert euthanasia, the victims of human trafficking, new forms of slavery and every form of rejection".
"We often hear it said that, with respect to relativism and the flaws of our present world, the situation of migrants, for example, is a lesser issue. Some Catholics consider it a secondary issue compared to the “grave” bioethical questions. That a politician looking for votes might say such a thing is understandable, but not a Christian, for whom the only proper attitude is to stand in the shoes of those brothers and sisters of ours who risk their lives to offer a future to their children. Can we not realize that this is exactly what Jesus demands of us, when he tells us that in welcoming the stranger we welcome him (cf. Mt 25:35)? Saint Benedict did so readily, and though it might have “complicated” the life of his monks, he ordered that all guests who knocked at the monastery door be welcomed “like Christ”,[85] with a gesture of veneration;[86] the poor and pilgrims were to be met with “the greatest care and solicitude”.[87]

Formando la Conciencia para ser ciudadanos fieles (Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, 2015)

1. Los católicos a menudo afrontan decisiones difíciles sobre cómo votar. Es por esto que es tan importante votar de acuerdo con una conciencia bien formada que perciba la relación apropiada que existe entre los bienes morales. Un católico no puede votar a favor de un candidato que toma una posición a favor de algo intrínsecamente malo, como el aborto provocado, la eutanasia, el suicidio asistido, el sometimiento deliberado de los trabajadores o los pobres a condiciones de vida infrahumanas, la redefinición del matrimonio en formas que violan su significado esencial, o comportamientos racistas, si la intención del votante es apoyar tal posición. En tales casos un católico sería culpable de cooperar formalmente con un mal grave. Pero al mismo tiempo, un votante no debería usar la oposición a un mal intrínseco de un candidato para justificar una indiferencia o despreocupación hacia otras cuestiones morales importantes que atañen a la vida y dignidad humanas.
2. Puede haber ocasiones en que un católico que rechaza una posición inaceptable de un candidato incluso sobre políticas que promueven un acto intrínsecamente malo decida razonablemente votar a favor de ese candidato por otras razones moralmente graves. Votar de esta manera sería solamente aceptable si verdaderamente existen razones morales graves, y no para promover intereses mezquinos o las preferencias de un partido político o para ignorar un mal moral fundamental.

Monseñor Wenski

"Alguien puede llegar a una decisión prudencial de votar por un candidato por otras razones, aunque su historial sea de apoyo a la matanza de bebés por nacer o a la eutanasia legalizada"

"Por esta razón, ningún católico debería votar por un programa político o una ley con la intención de contradecir los principios fundamentales de nuestra fe. Un votante que votara por un candidato precisamente porque él o ella están a favor del aborto, ciertamente sería culpable de pecado, objetivamente hablando. Alguien puede llegar a una decisión prudencial de votar por un candidato por otras razones, aunque su historial sea de apoyo a la matanza de bebés por nacer o a la eutanasia legalizada. Pero tal decisión tendría que sopesarse con mucho cuidado, dada la cooperación manifiesta del candidato en el mal (la habilitación del aborto)".

Compartir!